A por los Huevos de Pascua

Huevos de Pascua

¿Quien no se ha visto encandilado alguna vez por un huevo de chocolate? seguro que todos. Pero seguro que no muchos lo relacionan con la Semana Santa, y aún menos saben la Historia…

El huevo era considerado por los primeros cristianos como un símbolo de la Resurrección de Cristo y por ello se incluía en las celebraciones Pascuales. En otros países como Egipto o China, el huevo era un regalo que se entregaba pintado o adornados con colores brillantes. Fue en la Edad Media, cuando estas dos tradiciones se unieron, y se empezaron a regalar por Pascua huevos coloreados. Para colorearlo se utilizaba principalmente la cera, costumbre que apareció cuando el Papa Julio III prohibió la consumición de huevos en el periodo de Cuaresma. Para evitar que se echaran a perder, los bañaban en cera, y así aguantaban más. Pero no fue, hasta el siglo XIX en que, países como Francia o Alemania, empezaron a hacerlos de chocolate y rellenarlos con regalos tales como bombones o juguetitos.

Hoy día hay muchas costumbres distintas relacionadas con los Huevos de Pascua:


En la región levantina y Cataluña son tradicionales las Monas de Pascua. Se presentan los clásicos huevos de chocolates con formas muy diversas, con una base de pastel, y encima una construcción de chocolate. Esta tradición de hacer Monas de Pascua con formas cada vez más complejas, se empezó a extender por toda España con los huevos de Pascua, y hoy día, hay escaparates que son de auténtico diseño.


– Otra costumbre simpática es la que tienen en países como EE.UU. de esconder los huevos de Pascua en el jardín. Incluso en la Casa Blanca se hacen carreras con huevos en esa fecha.


– En otros países, es tradicional regalar y exponer Huevos el Jueves Santo, y han de permanecer intactos hasta el Domingo de Resurrección en que se rompen.


En Grecia, lo más normal es pintarlos en color rojo, en memoria a la Sangre de Cristo derramada.


En Armenia, son tradicionales las formas de Cristos y Virgenes.


En Polonia y Ucrania se hacen los más espectaculares, pues con cera sobre el chocolate, hacen auténticas obras de artes.


En Francia, el Domingo Santo, es junto con el de Navidad, el día en que más chocolate se vende en todo el año.


Toda una sabrosa tradición que cada vez se hace más famosa… hummm, chocolateee… esperemos que vaya a más… pero que bajen los precios…

Tags:

Imprimir este artículo


1 comentario

Comments RSS

  1. dice:

    Javi vamonos para Francia, jejeje.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top