Genialidad y locura, relación entre ambos términos

Van Goh

¿Cuál es la relación entre genio y locura?

Son muchos los casos de artistas, filósofos y científicos que han sido tildados de locos en su época y que ahora son reconocidos como genios. Pero nótese que hay más artistas dentro de la lista de genios locos que científicos. Y es que los artistas, vida bohemia mediante y vicios incluidos, es un gremio con alto grado de participantes entre los que se salen de la normalidad.

Pero ¿acaso todos los genios, ya sean músicos, pintores, escritores, han estado locos?… Recordemos aquello de que “visto de cerca nadie es normal”. Si tuvieran que dar cuenta de los diez genios del siglo XX alguien se atrevería a garantizar la salud mental de los mismos?

Por otro lado, parece claro que lo contrario carece de validez: no todos los locos son genios, basta asomarse a la calle…

¿Pero es que hay algo que es propio de la locura y que es lo que marca la diferencia entre personas muy inteligentes y los verdaderos genios?. ¿Acaso la extrema sensibilidad, la capacidad de ver más allá, la inconformidad con el mundo tal como es, la capacidad para soñar, que presentan algunas personas con patologías psiquiátricas hace que, combinado con un coeficiente intelectual muy alto, de como resultado a un genio?.

Borges hablaba de los “pseudo problemas de definición”, y está claro que podríamos discutir durante horas acerca de a qué le llamamos locura, a qué le llamamos genio, a qué llamamos normalidad, etc. Pero esas cuestiones ocuparían el espacio que no tenemos en este artículo. Y lo que es más grave, esta falta de certezas hace imposibles las estadísticas. ¿Cómo establecer si el porcentajes de genios locos es mayor que el de genios cuerdos, si no nos ponemos de acuerdo en qué es estar loco?

Ni qué hablar si dentro del concepto de locura incluimos patologías como la drogadicción, el alcoholismo y la depresión, pues sería incluir dentro de la categoría “loco” a gran parte de la humanidad.

Recientes estudios y el sentido común (que a veces no tiene mucho sentido y nos engaña), indicarían que hay personas que presentan cierto tipo de características de personalidad (que los ponen fuera de los estándares de la normalidad) como una  tendencia a la interioridad, a la reflexión, al trabajo intelectual (aunque éste sea del tipo caótico y creativo), en suma, características que son propias de algunos trastornos mentales, y que a su vez resultan un buen punto de partida para el trabajo artístico, científico o filosófico.

Finalmente, sólo daré algunos nombres para que sigan reflexionando: Kafka, Einstein, Lennon, Piazzola, Picasso, Dalí

Tags:

Imprimir este artículo


5 comentarios

Comments RSS

  1. Auarita dice:

    Este interesante tema que has planteado muy acertadamente, tambien me ha ha hecho surgir a mi otra pregunta mas…..¿porque clasificar a la gente entre cuerdos y locos?
    Cada ser humano es unico, todos nos parecemos, pero es la individualidad la que marca todos las diferencias….¿podrias hablarnos de esto en otro post?
    Gracias , Sr. Aedo.

  2. Pepe Aedo dice:

    Gracias por el comentario. Lo que planteas sobre la clasificación entre cuerdos y locos es una discusión inmensa y que viene desde tiempos remotos. Una discusión que muchas veces se plantea en ámbitos informales pero que también ha sido materia de especulación para los filósofos y pensadores más importantes de la historia.

    Es claro que las enfermedades mentales existen, pero esa afirmación no agota el tema, ni mucho menos. Prometo dedicarle otro artículo a este asunto.

  3. Miguel Iviti dice:

    Es imposible creer que alguien como tú podría haber colocado en un mismo renglón a Einstein y a Lennon; por más correcto que te paresca la afirmación de la genialidad de ambos. La genialidad de Einstein es incomparable a la de Lennon, y a su vez los sentimientos de Lennon, expresados en su mçusica, son imposibles de definir en el mundo de Einstein; tendrçias entonces que haber ubicado estos dos personajes por separado.

  4. shade dice:

    Muchos genios si no es que todos ellos, se consideraron genios (ej. Beethoven “mi genio triunfara”,Lennon “debo ser un genio pero nadie se ha dado cuenta”), tal vez el primer paso a la genialidad es aceptar que eres un genio.

    Ya que la auto-imagen determina tu comportamiento y tus resultados.

  5. Carla dice:

    esta chvr ese pequeña informacion pero deberian añadir la biografia de aqellos personajes que presentaron dichas patologias .. Una sugerencia y espero que se leida para que sirva mas adelnate a los futuros lectores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top