El hombre más inteligente del mundo

William James Sidis

William James Sidis nació en Nueva York en 1898, y murió en la misma ciudad en 1944, y es considerado la persona más inteligente de la que se tiene registro. Sin embargo, para el mundo es casi un desconocido pues no llegó a realizar logros dignos de un gran destaque.

Su coeficiente intelectual era cercano a los 250, cuando lo habitual es de entre 90 y 110. Cabe aclarar que el coeficiente intelectual se calcula dividiendo la edad mental por la edad biológica y multiplicando por 100. Así, si un niño de 10 años puede resolver problemas matemáticos o hacer cosas habituales para niños de 14, se divide 14 ente 10, que de como resultado 1.4 que multiplicado por 100 da un coeficiente intelectual de 140.

Claro que, los test para medir la inteligencia son más complejos y variados (e imperfectos). Pero el punto aquí es que parece evidente que no todos los niños genios se transforman luego en verdaderos genios (basta recordar al mejor alumno de nuestra clase y averiguar cómo es su vida hoy).

Por otra parte, el de William James Sidis se trataba de una caso especial ya que su padre era un experto en psicología que utilizó sus propios métodos para estimular el desarrollo temprano de la inteligencia de William. Y logró que el pequeño, al año y medio ya supiera leer el diario. Antes de cumplir los 10 años hablaba 8 idiomas. Y su carrera académica no fue menos impresionante: hizo la primaria en unas pocos semanas, escribió varios libros siendo aún niño, estudio en el MIT (Massachussetts Institute of Tecnology), y a los 11 años ya concurría a la prestigiosa Universidad de Harvard. A los 16 años se graduó como doctor en medicina.

Pero hasta ahí llegan sus logros, no inventó la cura del cáncer, ni escribió ninguna sinfonía grandiosa, ni ningún otro de los logros que cabría esperar del hombre más inteligente del mundo. Quizá la cuestión aquí pase por la forma de medir la inteligencia (estos famosos test de coeficiente intelectual) o por tener en cuenta que la inteligencia lisa y llana no lo es todo a la hora determinar un genio o de hacer que alguien deje una huella en la historia (o que simplemente le vaya bien en la vida).

Es más, para muchos William James Sidis es el ejemplo más claro de cómo niños superdotados no siempre logran el éxito que supuestamente corresponde a su inteligencia.

Tags:

Imprimir este artículo


173 comentarios

Comments RSS

  1. marco dice:

    quisiera que los cientifico o algunos empresarios del mundo me ayuden para poder hacer la maquina del tiempo tengo el modelo y el metodo de invencion por fabor les pido que no lo dejemos en los sueños este invento o que mera otro genio igual como en el pasado .

  2. Peter Mont dice:

    Da chiste ver tantos comentarios de gente diciendo que el mencionado no era un genio sino solo un buen estudiante, jajaja, que pena, parecen retrasados, si a la vista están los logros de aquel muchacho, que leía el periodico al año y medio de nacido, y que antes de los 10años ya hablaba 8 idiomas, si eso no es ser un genio, esta sociedad realmente esta loca. El punto es, que tan inteligente fue este hombre que no busco llenarse de laureles o gloria con descubrimientos, sino descubrir la sencillez de la vida, y además, se sabe también que fue arrestado por apollar a grupos opositores del régimen capitalista, en realidad fue un idealista, super genio, del cual el porque no escribio una obra magistral es un misterio, pero pensando como genio, talvez esa fue su genialidad, no dejar nada, el mensaje es claro y sencillo, vive libre, se feliz, no busques la gloria, ella llegará sola, ya que el mérito de ser considerado el hombre más inteligente de la historia, no es algo que se gane cualquiera que simplemente dibague por la vida.

  3. Humano dice:

    Sabia observación, Peter Mont, la sencillez de la vida: he ahí la auténtica genialidad ._. no como los tontos que aseguran que Hitler era un genio. Un genio sería un bienhechor de la humanidad, no un conquistador ni un tirano. El ser genio merece reputación como ser humano.

  4. say dice:

    He leído todos los comentarios y me da pena ajena que algunos digan que tienen CI de no sé cuánto y que son inteligentes y se llamen así mismos genios…pero tienen una gramática y una ortografía espantosa que casi no les entiendo.Yo no soy la persona que mejor escribe pero les puedo decir que pueden usar esa “inteligencia” para prácticar la ortografía. Y otro comentario: no sé por qué algunos escriben “si era tan inteligente por qué se murió?” En serio preguntan eso? Minimo no tenía el derecho a morirse. La muerte es un hecho que tarde o temprano nos llega…seas rico o pobre, inteligente,genio o no…ella no discrimina. Asi que me parece tonto que digan, entonces por qué se murió. El hombre ya descansa en paz.

  5. gasparin dice:

    Como dice ivan da Vinci, Einstein y otros fueron creadores que es muy diferente de tener un alto coeficiente de inteligencia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top