¿Cómo nacen, viven y mueren las estrellas?

Nebulosa de Orion

Nebulosa de Orión

Las nebulosas son concentraciones de gas y polvo y están compuestas en su mayor parte de hidrógeno. Salpican el inimaginable vacío del universo y pueden medir desde unos cientos hasta miles de años luz (Un año luz es la distancia que la luz recorre en un año y son aproximadamente unos 9.454.254.955.488 kms). Es aquí, en el interior de estos hermosos gigantes, donde nacen las estrellas.

Para entender el proceso es preciso tener en cuenta que la gravedad hace que cada objeto atraiga a todo otro objeto del universo, con mayor o menor intensidad dependiendo de su masa y su distancia. Imaginemos un fragmento de roca en el interior de una nebulosa, atrae el gas circundante y otros restos de materia. Su tamaño aumenta en el proceso así como su gravedad y la temperatura.

Ahora tenemos una gigantesca bola de gas cuya presión calienta el núcleo rocoso (algo como el planeta Júpiter, que es una estrella que afortunadamente para nosotros no llegó a formarse), sigue creciendo y finalmente el núcleo alcanza tal temperatura que se inicia un proceso de fusión nuclear. En el equilibrio entre la reacción nuclear que empuja hacia fuera y la gravedad que lo hace hacia dentro, como una explosión congelada en el tiempo, nace una estrella.

Su duración viene determinada desde el día de su nacimiento y depende de su masa. Cuanto mayor es la estrella menos tiempo vive, ya que necesita mucho mas combustible para aguantar el tirón de la gravedad hacia el centro. Una estrella pequeña como el sol puede durar unos 10.000 millones de años, mientras que las supergigantes rojas “sólo” durarán algunos miles de millones de años.

El sol

El Sol, una estrella pequeña

La muerte de una estrella se produce cuando se detiene la fusión en su interior. En el núcleo, a temperaturas de millones de grados, los átomos se fusionan entre sí convirtiendo el hidrógeno en helio, el helio en litio y así sucesivamente en elementos mas complejos. Cuando el núcleo se convierte en hierro se reinicia la explosión detenida hace millones de años, la estrella colapsa y luego estalla en pedazos.

En este punto pueden pasar dos cosas, pero sólo tengo espacio para hablar de una… Si es muy masiva estallará como supernova y podría formar un agujero negro o puede quedar reducida a una enana blanca (es decir, restos del núcleo girando a gran velocidad), el pequeño y moribundo corazón de una estrella que se va apagando lentamente.

Tags: ,

Imprimir este artículo


8 comentarios

Comments RSS

  1. ivana dice:

    muchas gracias me sirvio

  2. ale dice:

    me sirvió mucho gracias

  3. Lara dice:

    Gracias , gran explicación

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top