El nushu, antiguo idioma secreto de las mujeres chinas

Nushu

Todo parecía haber terminado el 23 de septiembre de 2004. El fallecimiento de Yang Huanyi, una anciana de 98 años de la provincia china de Hunan, alertó sobre la desaparición de la lengua Nushu, un idioma de uso exclusivo para las mujeres, creado en el siglo III y transmitido oralmente de generación en generación. Ella era la última mujer que dominaba la lengua en su totalidad.

Se trata de un código secreto, del cual quedó muy poca documentación escrita, ya que la costumbre era quemar o enterrar a los muertos con sus propios manuscritos. Yang representó a su país en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Mujer (Beijing, 1995) y aprovechó para dar a conocer a los especialistas gran parte de la producción literaria del Nushu. El material fue recopilado y editado por la Universidad de Qinghua.

Este idioma surgió como consecuencia de la prohibición que sufrían las mujeres chinas hace diecisiete siglos: no tenían permitido estudiar, ni aprender a leer el idioma de los hombres, el Nan Shu. Un grupo de campesinas analfabetas inventaron entonces una lengua propia, que utilizaban para escribir poemas, cartas, opiniones políticas y descripciones de ataques bélicos. Tras la Revolución China, las mujeres tuvieron acceso a la educación y el idioma cayó en desuso.

El Nashu está conformado por 2000 palabras aproximadamente. La escritura es vertical y de izquierda a derecha. La mayoría de los caracteres que utiliza se basaban en los clásicos ideogramas chinos, pero con notables diferencias. Los primeros textos aparecieron en la zona sur del imperio y se estima que fue una evolución de sistemas de escritura milenarios utilizados por la civilización Yin, en la cuenca del río Yangtsé.

Uno de los manuscritos tradicionales del Nashu eran las denominadas Cartas del tercer día, casi siempre trabajados sobre tela. Las madres le escribían a sus hijas consejos sobre el matrimonio, por lo general se trataba de canciones repletas de metáforas sobre los sentimientos, la maternidad, la esperanza y los sueños cumplidos. Estas cartas eran enviadas -tal como dice el título- el tercer día después de las celebraciones de la boda.

Actualmente, el gobierno chino está trabajando en un proyecto para recuperar el Nushu. La idea es convertirlo en un bien cultural, recopilar todo el material existente y reunirlo en un museo. Desde 2005 se organizan cursos de investigación y traducción con la intención de volver a difundirlo.

Tags: ,

Imprimir este artículo


1 comentario

Comments RSS

  1. ana dice:

    No tenía ni idea de que existía este idioma secreto.Muy interesante el artículo.Gracias!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top