Datos curiosos de grandes escritores

Shakespeare

Nos entretenemos con sus historias, fruto de su imaginación, pero muy pocas veces nos preocupamos por la personalidad de aquellos que traducen su talento en palabras y que plasman sus pensamientos e inquietudes en libros.

Por ejemplo, mucha gente ignora que detrás del pseudónimo de Sydney Porter se esconde O,Henry, un hombre que comenzó a escribir cuentos en prisión donde estaba cumpliendo una pena de tres años por malversación de fondos públicos. Con la libertad le llegó la fama gracias a sus 300 relatos de sorprendente final.

“Madame Bovary” es la obra maestra de Gustave Flaubert. Recordemos que trata de una historia de amor brutal que versa sobre el adulterio y que fue tachada de pornográfica cuando se publicó en un periódico de 1856. Las Cortes censuraron la obra de este escritor por atentar contra la religión y la moral pública. A pesar de que la novela fue un rotundo éxito, Flaubert afirmó que desearía tener el dinero suficiente como para comprar cada ejemplar, “arrojarlos todos al fuego y no volver a oír hablar del libro jamás”.

La afamada poetisa Emily Dickinson tenía una personalidad un tanto extraña. Tras los cuidados, delicados y casi siempre emocionantes versos de Dickinson se hallaba una mujer que sólo abandonó una vez Massachusetts, su tierra natal, para viajar a Washington donde su padre era diputado. Tenía ella una sorprendente manía y es que cuando recibía visitas en casa, no alternaba con ellos, sino que les hablaba desde la habitación contigua.

Aldous Huxley sabía braille, lenguaje que aprendió para descansar sus delicados ojos. Así, disfrutaba leyendo en penumbra por las noches entre el calor de las mantas.

Uno de los más grandes escritores de todos los tiempos, William Shakespeare, contó con la ayuda del también escritor John Fletcher para rematar algunas de sus obras, entre ellas, “Enrique VIII” y “Dos parientes nobles“.

Los poetas parecen tener una personalidad un tanto complicada en ocasiones. Es el caso de François Villon, que llevó una existencia de robo y muerte, y su fecha y lugar de defunción todavía se desconocen a día de hoy.

Tags:

Imprimir este artículo


1 comentario

Comments RSS

  1. Yo!!!! dice:

    Wow!! No sabia nada de eso…
    PD. MUy buena página(;

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top