El Pulpo Imitador de Indonesia, un camuflaje impresionante

Pulpo Imitador

Entre las criaturas que habitan los fondos marinos, inagotable fuente de sorpresas y curiosidades animales, uno de los descubrimientos más sensacionales de este siglo ha sido el de un pulpo capaz de imitar, no sólo la forma de otros animales, sino incluso sus comportamientos y movimientos. Los pulpos son animales increíbles de por sí, casi alienígenas, y dotados de una gran inteligencia además de unas capacidades físicas asombrosas, animales que pueden medir desde apenas 3 centímetros hasta nueve metros (los mayores observados hasta ahora).

El “Pulpo Imitador” de Indonesia, con unos 60 centímetros de largo, es capaz de hacerse pasar (que los científicos sepan) por hasta nueve especies marinas distintas, con una especial tendencia a imitar animales venenosos. Fue descubierto muy recientemente en Indonesia, en el año 1998, cuando las historias de pescadores que afirmaban que existía un extraño animal que cambiaba de forma a voluntad llegaron a oídos de los biólogos marinos. Las primeras noticias de este animal llegaron en forma de fotografías, pero la sorpresa llegó cuando comenzaron a filmarlos en su hábitat.

Los nueve disfraces que puede adoptar el pulpo imitador van desde las serpientes marinas hasta los peces planos, incluyendo al venenoso pez león, formas que adopta en un abrir y cerrar de ojos. Por ejemplo, cuando quiere imitar a la serpiente marina, entierra todo su cuerpo excepto los dos tentáculos delanteros, que coloca en línea para dar la impresión de que son sólo uno, mientras su piel adquiere la tonalidad de franjas blancas y negras que caracteriza a las serpientes de mar.

Una de las grandes preguntas ahora es si el pulpo hace esto por instinto o si se trata de una habilidad consciente, ya que hay casos curiosos en la naturaleza de animales que cambian su forma en determinadas etapas de su vida, pero ninguno como este animal es capaz de hacerlo al momento. Podemos afirmar que nos encontramos ante una especie única en el mundo, al menos que sepamos. Por otra parte, es bien sabido que los pulpos son animales muy inteligentes, capaces de superar pruebas de laboratorio como abrir un frasco, escapar de una pecera por un estrechísimo conducto deformando su cuerpo, o utilizar diferentes estrategias de ataque, según el entorno.

Una imagen vale más que mil palabras, así que aquí os dejamos una pequeña muestra de lo que puede hacer este increíble animal:

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top