El descomunal Cangrejo Cocotero

Cangrejo cocotero

Cuando se habla de animales de gran tamaño, procedentes de especies normalmente pequeñas, mencionamos a las serpientes, las arañas y otros que inspiran más miedo que admiración. Pero, ¿y si les dijéramos que existe un cangrejo que se alimenta de cocos y que puede llegar a superar en ocasiones los 9 kg de peso?

Pues bien, este extraño animal existe y se le conoce comúnmente como el Cangrejo Cocotero, una especie propia de las zonas del Pacífico occidental y del Índico. Los colores que muestra en su caparazón pueden variar entre el púrpura, el violeta y varios tonos de el marrón.

Este crustáceo, al que también se conoce como Cangrejo ermitaño terrestre, tiene un peso medio de unos 5 kg, aunque como ya mencionamos, algunos ejemplares llegan a los 9 kg de peso y se alimenta preferentemente de cocos, aunque también puede comer plantas, huevos de ave o tortuga y los cadáveres de otros animales.

Utiliza sus enormes patas para trepar a los árboles donde consigue frutas y hojas, así como cocos, que es capaz de abrir usando sus fuertes pinzas, que también utiliza para transportar alimentos a su guarida.

El Cangrejo Cocotero tiene rasgos comunes con los cangrejos ermitaños, sobre todo durante los 30 días que suele durar su muda de caparazón, en los que se vale de las conchas o caparazones de otros animales, para proteger su temporalmente vulnerable cuerpo del ataque de los depredadores.

Uno de los rasgos más curiosos de este animal es que sólo es acuático durante los dos primeros meses de su vida, siendo después completamente terrestre, hasta el punto de que se ahogan en el agua. A lo largo de su evolución, sus branquias se han convertido en órganos especializados en la vida en tierra, conocidos como “pulmones branquiales”.

Otra peculiaridad es que su actividad es mayor durante la noche, pasando las horas de luz escondido en su madriguera, normalmente entre rocas y piedras. Además, es muy amigo de lo ajeno, siendo frecuente que se sientan atraídos por los objetos brillantes (como ocurre con las urracas), y no es extraño verlos portando herramientas o incluso cubiertos de metal, de hecho, su nombre científico es Birgus Latro (Latro proviene del término latino para “ladrón”).

Los Cangrejos cocoteros son un manjar en la mesa, y quienes lo han probado aseguran que su sabor es parecido al del bogavante, siendo la manera más común de cocinarlos al vapor, aunque a la plancha también son muy apreciados. Tradicionalmente se sirven acompañados con leche de coco, triste ironía para el pobre animal.

Foto vía: ugly-animals

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top