Yareta, la extraña planta andina

Yareta

Perfectamente adaptada a hábitats que serían letales para la mayoría de plantas, el caso de la Yareta (también llamada Janca) es especialmente curioso ya que además sus ejemplares cuentan con una apariencia casi de ciencia-ficción gracias a su aspecto de una extraña entidad alienígena y su costumbre de envolver las rocas.

Su curiosa y abultada forma se debe principalmente a que crece sobre la superficie de piedras erosionadas por el viento, coloreandolas de verde y aprovechando toda su redondeada superficie para crecer.

La yareta (Azorella yareta) es una planta de la familia de las Umbelíferas (siempreverde perennifolio), y posee unas minúsculas hojas recubiertas de una sustancia semejante a la cera, la cual sirve para evitar que el constante y fuerte viento del altiplano las reseque. En el caso de otras plantas menos resistentes las hojas suelen secarse debido a la constante erosión del viento sobre ellas. La yareta crece entre los 3.200 y los 4.500 metros sobre el nivel del mar, en la Puna del sur de Perú, generalmente en suelos arenosos y secos.

Otra de las curiosidades de la Yareta es que tiene órganos de ambos sexos y es autógama, aunque necesita de la colaboración de los insectos para polinizarse. También es muy resistente a la acidez del suelo, no importando si éste es ácido, básico o neutro.

Los rayos solares son tan importantes para la Yareta que ésta casi nunca prospera en zonas de sombra, prefiriendo también los lugares cercanos al suelo para aprovechar la radiación re-irradiada por el suelo. Por último, cabe destacar la longevidad de que gozan estas habitantes extremas del desierto, habiéndose catalogado casos de hasta 3 milenios de vida en algunos ejemplares.

También os puedes resultar interesantes los siguientes enlaces:

Foto vía: infojardin

Tags: ,

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top