Curiosidades sobre las matrículas de los coches

Matricula

Aunque las matrículas son hoy en día una parte indivisible de nuestros vehículos a motor lo cierto es que su historia es algo más corta que la del automóvil, cuyo primer ejemplar alimentado por gasolina salió del taller en 1885, pero estos números de identificación no aparecieron hasta principios del siglo XX.

La explicación es que en los inicios de la historia del automóvil eran tan pocos los vehículos que no había una necesidad práctica de identificarlos, pero a medida que su uso se extendía y empezaban a producirse los primeros accidentes de tráfico (y problemas con los seguros) se hizo necesario ponerles algún tipo de distintivo para identificar tanto al vehículo como a su propietario.

Las primeras matrículas que se pudieron ver en España, las del periodo entre el año 1900 y el 1971, llevaban el indicativo de la provincia a la que pertenecían seguido de seis números. Las siguientes, en el periodo entre los años 1971 y 2000, tenían el indicativo provincial, cuatro números y dos letras, las cuales no podían ser ni vocales, ni incluir una “Q” ni una “Ñ” (además de las letras dobles como “CH” o”LL”).

Esta norma de excluir letras se hace para evitar posibles combinaciones malsonantes u ofensivas y la coincidencia con acrónimos (CIA, FBI, DIU, BSO). También para que no se pueda confundir la “Q” con un cero o una “O”, o la “Ñ” con una “N”. Desde el año 2000 se usa en España el sistema europeo de cuatro números y tres letras, todas ellas con una “E” situada en el lado izquierdo como distintivo de España, quedando sustituido el indicativo provincial por el nacional.

También podemos encontrarnos con matrículas rojas, que son matrículas que se llevan de manera temporal y que permiten circular normalmente a un vehículo mientras se gestionan los trámites de su matriculación oficial. También se pueden ser utilizadas para vehículos que están de baja temporal por transmisión, coches de prueba o en proceso de pruebas (siendo conducidos por un potencial comprador). En un coche con matrícula roja no podrán viajar más de cuatro personas, incluyendo al conductor. Si es una motocicleta de dos plazas la que lleva la matrícula roja será obligatoria la presencia del titular del permiso de circulación temporal.

También ocurre lo mismo con las matrículas verdes, también son de carácter temporal pero se usan en el caso de haber comprado un coche en el extranjero y sólo hasta que hayamos tramitado la matriculación oficial en España.

Tags:

Imprimir este artículo


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top