Curiosidades históricas sobre tiranos

El Sultán y el Arte

Trabajaba para el sultán Mahomet II, en Constantinopla, un artista veneciano, de nombre Gentile Bellini, enntre 1479 y 1481. Cierto día, el artista decidió plasmar en un cuadro la degollación de Juan Bautista. El Sultán, no obstante, no quedó convencido de la expresión con la que representó al degollado. Se lo indicó a Bellini, y para demostrarlo, mandó decapitar a un esclavo y reflejar así, in situ, el horror que refleja alguien al ser degollado. Bellini modificó el cuadro, pero no volvió a pintar más en aquella Corte.

Alejandro Magno y el dinero

Eumenes, uno de los generales a los que más apreciaba Alejandro Magno, en cierta ocasión, se negó a suministrar a su rey los 300 talentos que le correspondía pagar al erario público. Alegaba que sólo tenía 100. Alejandro mandó incendiar la tienda de Eumenes. El fuego se descontroló y ardió completamente. El dinero se fundió en un gran montón de oro y plata. Al comprobar el peso, pudo demostrar que allí había habido más de 1.000 talentos.

Pitágoras, sabio y tirano

Pitágoras fue un genio de las matemáticas y de la geometría, entre otras cosas. En Crotona fundó una escuela filosófica a la que aplicó unas reglas espartanas. Prohibía a sus miembros reir, comer habas y huevos y vestir libremente. Durante los 4 primeros años en la Academia, además, Pitágoras sólo se dirigía a sus alumnos mediante lecicones escritas y no les hablaba. Fue tal la revolución que se formó por su despotismo, que hubo de cerrar su Academia en Crotona.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. Muy interesante, muchas gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top