El cruasan: para empezar el dia

El origen del cruasán, (croissant), se remonta a finales del siglo XVII. Corría el año 1683 cuando los turcos, que ya habían invadido Hungría y toda las tierras del Danubio, avanzaban hacia Austria.

Croissant

El imperio otomano parecía invencible, y su avance por Europa, imparable. Le había llegado el turno a Viena, la capital de Austria, el considerado último baluarte oriental de la cristiandad.Kara Mustafá, visir otomano, sitió la ciudad, pero tras varios intentos no lograban vencer la resistencia. Decidieron entonces hacer un túnel que pasase bajo las murallas y así, infiltrarse por la noche. Para que no los descubrieran, trabajaban de noche, sin caer en la cuenta de que por las noches había un gremio vienés que permanecía despierto trabajando: los panaderos.

Éstos, alertados por los ruidos nocturnos, avisaron a los militares vieneses, quien por sorpresa utilizaron aquel mismo túnel para infiltrarse en las líneas turcas. Mustafá tuvo que levantar el cerco, y en su retirada fueron derrotados definitivamente por las tropas de Juan III Sobieski de Polonia. De este modo, abandonaron territorio austriaco.

En reconocimiento a su valor, el emperador del Sacro Imperio Germánico, Leopoldo I, concedió grandes honores a los panaderos. Éstos, agradecidos, elaboraron dos panes nuevos en conmemoración a aquél triunfo. Uno fue el «emperador», el otro, la «medialuna», pues le dieron la forma del emblema de la bandera enemiga.

Desde entonces, aquel artículo, que causó sensación, se extendió por todo el mundo, no sin antes se apropiasen de la idea los franceses, quienes fueron los que hicieron todo el trabajo de internacionalización del producto.

Aquella «medialuna» se tradujo al francés como «croissant«.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top