Adaptacion animal al hambre

Cocodrilo

La adaptación de los animales al medio abarca aspectos y situaciones muy variadas. Así, por ejemplo, y aunque pueda resultar extraño, uno de los logros adaptativos de muchos especies es a condiciones de hambruna, es decir, a situaciones de falta de alimento prolongado. Hay muchas especies en la que su supervivencia depende de su capacidad de sobrevivir cuando hay un ayuno prolongado.

Los primeros estudios que se realizaron sobre la inanición fueron de Chossat, en el año 1843, quien utilizó 10 pares de palomas para sus experimentos. Voits y Sedelmaiers lo hicieron con gatos, mientras que Kumagawas realizó experimentos de hambruna con perros.

Se ha comprobado que los cocodrilos pueden estar hasta dos años sin probar bocado, viviendo a base de las reservas de grasa acumuladas en la base de su cola, y otros reptiles, como pitones y boas, pueden pasar hasta un año sin alimentarse.

Esta capacidad de sobrevivir sin alimentarse en largos períodos de tiempo, es mucho más frecuente en animales terrestres que en marinos. En el mar es muy raro que se produzca muerte por inanición absoluta. En cualquier caso, los animales que permanecen en un estado prolongado de inanición van debilitando sus músculos pero siempre de mayor a menor importancia, de modo que los músculos menos necesarios serán los primeros en atrofiarse, tal y como Miescher descubrió en un estudio que hizo con salmones.

Todos estos estudios permiten conocer mejor el uso y la distribución de las reservas nutricionales, así como la utilización que de ellas se hacen en casos de urgente necesidad. El mejor conocimiento del campo de la nutrición ayudará en un futuro mejor desarrollo de la especie.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. creo que esta pagina esta muy bien editada espero en el futuro nadie le gane saludos a los del 7º escuela part. nº 275 arturo prat quepe

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top