Tus relaciones de pareja segun tu rostro

¿Qué sientes cuando miras a tu pareja a la cara?… Según un estudio realizado por investigadores británicos de las prestigiosas universidades de Aberdeen, Durham y Saint Andrews, generalmente podemos saber con tan sólo mirar al rostro de una persona si podríamos tener con ella una relación estable o duradera o si lo más que podría ocurrir es que tuviéramos encuentros fugaces y superficiales.

Natalie Portman

Este estudio, que se ha basado en las respuestas de unos 700 heterosexuales entre los que la media de edad es de 2o años, habla de que características físicas como la forma de los ojos, la prominencia de la mandíbula o el tamaño de la nariz, pueden revelarnos si es el amor de nuestra vida o si como mucho compartiríamos una noche de pasión con el otro.

Según las conclusiones a las que han llegado los hombres que presentan rasgos más masculinos, por ejemplo por una mandíbula cuadrada, son percibidos como poco dispuestos a mantener relaciones amorosas de larga duración y más bien tendentes a ser mujeriegos y a ir de relación en relación.

En cuanto a las mujeres, las que resultan muy atractivas para los hombres son buscadas generalmente por éstos para los encuentros sexuales de ocasión, pero no para plantearse con ellas una vida entera.

Personalmente opino que este tipo de argumentos, a pesar de que sí que tienen cierta importancia como muestra representativa, no pueden tomarse al pie de la letra, sobre todo teniendo en cuenta que en este sentido estamos profundamente influenciados por los cánones de belleza que rigen en nuestra sociedad, los cuales nos hacen creer que los hombres o mujeres guapas son algo así como dioses del sexo y que por ello no les resulta difícil encontrar y cambiar de pareja continuamente, (de hecho se cree que no desean hacer otra cosa), y que para casarse con alguien menos agraciado tiene que haber existido deseos de formar una familia.

Vía: iblnews.com

Print Friendly, PDF & Email





2 comentarios

  1. mar dice:

    Si bien es cierto que normalmente es algo que tendemos a creernos, yo estoy de acuerdo con tu opinión. Vemos a la gente agraciada físicamente como a personas que pueden cambiar a su antojo de pareja; y a las personas mas normales, como alguien que busca una relación estable porque no puede “acceder” a otra cosa.

  2. mariana dice:

    No entiendo el articulo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top