Las Fiestas de San Fermin en Pamplona

Sanfermines

7 de julio, San Fermín… reza la popular cancioncilla que nos recuerda que en la primera semana de julio, día 7 del mes 7, comienzan una de las fiestas más conocidas en todo el mundo: las fiestas de San Fermín en Pamplona. Y a nuestra mente vendrán las imágenes que año tras año se suceden: las carreras de los mozos vestidos de blanco y rojo, los toros cayéndose en la famosa curva de La Estafeta, el chupinazo con el que dan comienzo…

Como decimos, el comienzo lo marca el famosísimo txupinazo que se lanza desde el mismo balcón del Ayuntamiento, ante una repleta plaza llena de gente, abarrotada, agolpada y entre la algarabía general de gritos, cánticos, y ganas de pasar una semana de fiestas y alegrías. Porque a fin de cuentas, el Encierro es lo más famoso turísticamente hablando, pero las Fiestas de los Sanfermines son mucho más que eso: son simplemente, unas fiestas para no dormir, y vivir en una semana la mayor fiesta que se pueda recordar.

Tres hechos marcaron el origen y la evolución de estas populares fiestas: por un lado los actos religiosos que se celebraban en honor a San Fermín (que curiosamente no es el patrón de Navarra, como se pudiera pensar -lo es San Saturnino-); las fiestas comerciales medievales en segundo lugar, y, por último, las corridas de toros que tan populares se habían hecho en los alrededores del siglo XIV.

En las ferias comerciales de los siglos XIII y XIV se congregaban mercaderes, ganaderos y comerciantes de todo tipo, en la plaza central. Aquellos encuentros se hicieron más y más populares, y en un momento determinado, comenzaron también a celebrarse unas corridas de toros de las que se empezaron a tomar constancia escrita en el siglo XIV. Por otro lado, la fiesta conmemorativa de San Fermín se celebraba el 10 de octubre. Eran éstas unas fiestas de 7 días concedidas en el año 1324 mediante un privilegio del rey Carlos I de Navarra. Pero el mal tiempo hizo que en el año 1591 los pamplonicas decidieran trasladar la festividad a julio para que coincidiera con su feria y unas fiestas que tradicionalmente se celebraban antes de comenzar el verano con la festividad de San Juan.

Sanfermin

Así nacieron los Sanfermines. El primer programa oficial data del 7 de julio de 1591. El primer Sanfermín duró dos días y, según el programa, hubo pregón, vinieron músicos, hubo un torneo y teatro y, por supuesto, las ya típicas corridas de toros. Más tarde ya se fueron añadiendo nuevos actos, como los fuegos artificiales, a medida que los días de fiestas se iban alargando.

De los siglos XVII y XVIII se guardan algunos documentos que cuentan que hubo actos religiosos y fiestas con músicos, bailarines, gigantes, saltimbanquis y encierros. En aquellos documentos se empezó a constatar que las fiestas se hacían más internacionales, pues acudían gentes de todos sitios. Apareció la Comparsa de Gigantes.

El espaldarazo definitivo lo recibió en el siglo XX, gracias, sobre todo, a Ernest Hemingway quien hizo mundialmente conocidos los Sanfermines gracias a su novela “The sun also rises” (“Fiesta”), en la que describió apasionadamente las fiestas de Pamplona. Además, se incorporaron elementos que se han hecho muy populares como el Riau-Riau, suspendido desde 1991, y el Chupinazo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. juan dice:

    San Fermín es Coopatrón de Navarra,junto con San Francisco Javier (3 de Diciembre, día de Navarra y día grande pués en la Comunidad Foral Navarra), San Saturnino (29 de noviembre y dia grande en Pamplona) es el Patrón de Pamplona, aunque San Fermín es el patrón de la “diocesis pamplonesa”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top