Lincoln y Kennedy y las curiosas coincidencias

Lincoln y Kennedy

El mundo de las coincidencias es tan amplio y rico que los ejemplos circundan por bibliotecas y también por la red. Además proponen un ejercicio mental para tratar de comprender el por qué, tratar de saber que significan, si es que algo significan, tratar de entender si estas coincidencias son simple casualidad o no.

Gustav Jung propuso que el fenómeno de sincronicidad se produce en torno a un significado. Un ejemplo claro es el pensamiento que una persona tiene y que se ve reflejada de una manera aparentemente ajena al sujeto, en la realidad externa. Como estar pensando en leche, y que se cruce una vaca.

Una tendencia de pensamiento que se está dando y que tiene relación con la sincronicidad, es la que postula la Ley de Atracción, plasmada en el libro y la película “El Secreto”, que propone la relación directa entre el deseo y la concreción del mismo.

Volviendo a las coincidencias, sin dudas el caso más significativo es el que comparten los dos presidentes norteamericanos Abraham Lincoln y John F. Kennedy. Para empezar, son los dos únicos presidentes de ese país que fueron asesinados durante su mandato.

Pero es que hay más… La lista de las coincidencias es impresionante:

Ambos fueron elegidos para el congreso antes de llegar a la presidencia. Lincoln en el año 1846, Kennedy en 1946, con 100 años de diferencia.
Lincoln fue asumió la presidencia en 1860. Kennedy en 1960. De nuevo,100 años.

– Ambos fueron asesinados un día viernes y los dos a por medio de disparos en la cabeza.

– Lincoln fue asesinado en un teatro que se llamaba Kennedy y Kennedy cayó cuando viajaba en un auto modelo Lincoln.

– El secretario de Lincoln se apellidaba Kennedy. El de Kennedy se apellidaba Lincoln.

– Las esposas de ambos presidentes estaban presentes en el asesinato de sus maridos.

– A los dos los sucedieron en el cargo sus vicepresidentes y ambos se apellidaban Johnson, eran sureños. Uno había nacido en 1808, el otro en 1908… Otro siglo de diferencia.

Lee Harvey Oswald, el supuesto asesino de Kennedy, disparó desde un almacén y corrió a esconderse en un teatro. John Wilkes Booth, el asesino de Lincoln, disparó en un teatro y corrió a esconderse en un almacén. Ambos eran sureños. Uno nació en el año 1839, el otro en 1939. Ambos fueron asesinados antes de llegar a juicio.

Existen además otras coincidencias que se refieren a cantidad de letras de ellos, de sus asesinos y de sus sucesores. Y es probable que también existan coincidencias de otro tipo si uno está dispuesto a indagar sobre el tema. Tema que parece ser extenso. Que no termina. Y que propone adentrarse al mismo aún más.

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top