La materia oscura y el Sol

El tamaño del universo así como la clase de partículas que lo componen sigue siendo objeto de estudio de los científicos, y en este sentido la materia oscura es una de las mayores incógnitas aún sin resolver. Aunque este mundo en el que vivimos (me refiero a la sociedad) parece no acusar recibo de las profundas implicaciones filosóficas de las teorías de Einstein y la física cuántica (y otros conceptos) y nuestra vida diaria aún parece que se mueve regida por las leyes de Newton, los astrofísicos se encuentran embarcados en investigaciones tan ambiciosas y profundas que los conceptos de Dios y destino aparecen a cada rato mezclándose en sus papeles llenos de números…

Una de las “cosas” que se buscan con más ahínco en “el cielo” a través de telescopios y superordenadores es la denominada materia oscura, materia que, según algunas teorías, compone el 85 % del universo.

Como era previsible estas partículas no se dejan ver tan fácilmente y aunque el telescopio Fermi, uno de los telescopios más potentes de la NASA lleva varios meses investigando en la longitud de onda de los rayos gamma (esto debido a que los rayos gamma son el producto de la colisión de partículas con una elevada densidad de materia oscura) para lograr “hacer visible” esta materia, no se han obtenido grandes resultados.

En realidad, hasta ahora la existencia de esta materia oscura sólo puede ser deducida a partir de ciertas inferencias y en sí su existencia no deja de ser una teoría aún discutida.

Pero, curiosamente, un grupo de científicos que conforman un equipo internacional denominado “Consorcio Virgo” han llegado a la muy interesante conclusión de que las cercanías del Sol sería un buen lugar para buscar (y encontrar) materia oscura. Según estos científicos, los rayos gamma de los que hablábamos, pueden ser detectados con mayor facilidad en las cercanías de una estrella, y casualmente el Sol valdría para ello.

Por eso los científicos de Consorcio Virgo sugieren apuntar hacia el Sol el telescopio Fermi para así obtener un verdadero éxito en resolver esta interrogante. Sobretodo teniendo en cuenta que resolver el acertijo de la materia oscura sería también conocer de qué está compuesto el universo, y avanzar hacia la solución de preguntas tales como si el universo está expandiéndose o contrayéndose, si el origen de todo fue el famoso Big Bang (¿y antes de ello qué?) o hay alguna otra posible explicación, o cuál es exactamente la relación entre materia y energía.

Sería paradójico que la respuestas a todas estas preguntas estuvieran aquí cerca, a unos años luz del Sol, después de todo el Sol es una estrella bastante particular, a fin de cuentas nos da vida a nosotros…

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top