Accidentes de tráfico, en el espacio…

Nave espacial

“Ya no se puede conducir tranquilo ni por el espacio exterior”. Éso es lo que podría pensar algún astronauta de los que están en órbita alrededor de la Tierra (o algún extraterrestre) al leer esta insólita noticia. Y es que el pasado 14 de febrero dos satélites (no tripulados) chocaron entre sí, cual colisión de automóviles en una esquina peligrosa, pero en las alturas de la atmósferas terrestres.

El singular choque se registró a 800 kilómetros de Siberia, entre un satélite perteneciente a la compañía estadounidense de Motorola y otro de la espacial rusa Roscosmos (éste último fuera de actividad desde hacía más de 10 años).

No se sabe qué provoco la colisión, quizá un desperfecto en los radares, la falta de señalización o una falla en los frenos (ironías), pero el choque se produjo a 28000 km/h, lo que quiere decir que ambos artefactos se desintegraron en mil (millones) de pedazos.

Este hecho plantea algunos problemas: el más inmediato, es que alguno de estos fragmentos golpe la Estación Espacial Internacional, por ejemplo. Sin embargo, un portavoz de la NASA, John Yembrick, afirmó que las posibilidades de una colisión con la Estación Espacial son casi nulas (¿por qué será que eso no me tranquiliza en absoluto….? El Hubble está también allí afuera ¿no es así?).

El segundo problema que se plantea a raíz de este accidente de tráfico es algo mas complejo: se podría resumir en la pregunta qué hacer con la toda la basura espacial que está dando vueltas alrededor de la Tierra.

Por décadas hemos estado enviando satélites, sondas y naves al espacio exterior, muchas de ellas luego de cumplida (o no) su misión han quedado obsoletas y siguen vagando/viajando por el inmenso espacio exterior. Pero otra parte de esas misiones es basura espacial que continua (y continuará) orbitando alrededor de la Tierra, con el riesgo de que ocurra accidentes similares a éste, hasta que alguien encuentre alguna solución al problema.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. Rafael Rosales R dice:

    Algunos de nosotros los humanos estamos tratando de cuidar la tierra y otros monos o chimpances estan ensuciando o contaminando el espacio. es hora de ponerse a pensar monos, para no continuar con esta contaminacion. yo creo que es hora de volver a la edad de piedra con algunas comodidades para toda la humanidad y dejar la competencia por el consumo y dedicarnos a que cada continente se dedique a producir su fuerte de acuerdo con su estado del tiempo y asi hacer intercambios o trueques.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top