El curioso sexto sentido de los animales

foto de perro

Tengo la firme certeza de que los animales poseen cierto conocimiento que en muchos de nosotros permanece dormido u entorpecido, un sexto sentido que les hace hábiles de percibir cosas que los seres humanos no somos capaces de advertir.

Perros que le ladran a la nada, gatos que se erizan sin razón, pájaros que se aterrorizan sin un motivo aparente… Resulta bastante familiar la escena de una mascota alterada ante algo que no está allí, o más precisamente, ante algo que nuestros ojos u oídos no pueden identificar. Los animales son capaces de ver, escuchar y presentir lo que por nuestra pobre condición de humanos alejados de la naturaleza no llegamos a notar.

Un perro sabe cuándo su dueño está por llegar aún cuando este se encuentra a cuadras de distancia de su casa  y se han documentado infinidad de casos en los que las mascotas comienzan a aullar desconsoladas en el mismo instante en que su amo dejó este mundo y esto sin siquiera estar a su lado. Los animales también perciben cuando algo anda mal en su entorno y tienen la habilidad de vislumbrar alguna catástrofe antes de que la misma llegase a suceder.

Una muestra de ello fue el comportamiento anormal de los animales de Sri Lanka momentos antes de que se produjera el tempestuoso tsunami que azotó con furia toda la isla, ellos captaron que un cataclismo se avecinaba y buscaron refugio en los terrenos más altos de la zona. Elefantes, orangutanes, liebres, conejos y felinos entre otras tantas especies salvaron sus vidas gracias a esa conexión especial que tienen con el mundo natural, a diferencia nuestra, ellos permanecen unidos a su esencia mientras que nosotros nos alejamos cada vez más de nuestras raíces, porque a pesar de ser pensantes no dejamos de ser animales.

Por otro lado, este sexto sentido se cree que también les permite vislumbrar energías descarnadas y sobre esto se realizaron numerosas investigaciones siendo la más emblemática la del parapsicólogo Dr. Robert Morris. Este estudioso observó el comportamiento de un grupo de animales dentro de una habitación, en la cual se estimaba era ocupada por seres espectrales que vagaban sin rumbo al haber perecido de forma violenta. Un perro, un gato, una serpiente y una rata fueron colocados uno a uno dentro de la tenebrosa morada.

foto de mirada de gato

El primero en pasar fue el perro, quien cuando estaba a menos de un metro de la puerta comenzó a gruñir y salió disparado del lugar, negándose luego a regresar. El segundo fue el gato quien entró en brazos de su dueño, al ingresar al sitio el animal enloqueció, clavó sus uñas en los brazos de quien le llevaba a cuestas y saltó al suelo desde donde observó fijamente una silla vacía a la vez que resoplaba con nerviosismo.

Cuando le llegó el turno a la víbora esta en vez de escapar tomó la típica posición de ataque hacia la misma silla que miraba el gato pero he aquí algo muy singular, por unos segundos el reptil giró la cabeza como si estuviera siguiendo el movimiento de algo que se trasladaba desde la silla hacia una ventana, para luego retroceder y volver a fijar sus ojos en el asiento.

El único animal del grupo que no se dio por aludido fue la rata, quien se limitó a recorrer la habitación en busca de un rinconcito donde guarecerse. Pero esto no la hace menos preceptiva que el resto, es sabido que estas criaturas son las primeras en huir cuando algo terrible está por suceder.

¿ Mito o realidad ?… cada cual es libre de creer lo que considere más factible, aunque sólo sería cuestión de observar un poco más el comportamiento de nuestras mascotas para tener una clara y sencilla respuesta a este interrogante. ¿No les parece?

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,





4 comentarios

  1. bolita6 dice:

    pues vaya, la verdad eske aburre un poko jaja :)

  2. Sam dice:

    Muy interesante! es más, yo confío mucho en mi perro, cuando alguien desconocido viene a casa, según reaccione el perro tomo precauciones.
    Un saludo!

  3. Estefania dice:

    vaya lo de los espectros no lo sabia y wow, quede alucinada, la vdd es que la inteligencia esta en aquellos que la saben usar y apreciar, bien por los animales

  4. sofia dice:

    eso es cierto mi bisabuelo tenia un perro y siempre se sentaba con el en una silla reclinable cuando mi abuelo murio el perro se seguia sentando en la silla y una ves cuando tenia 4 años era de noche a eso de las 8:43 la hora en que mi abuel murio pase cerca de la silla y esta se empezo a hamacar y el perro salto a ella y yo sali corriendo fue lo mas aterrador que me paso en la vida

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top