Historia de los casinos y sus curiosidades

Casinos en Las Vegas

Los casinos son una institución mucho más antigua de lo que creemos. La palabra casino viene del italiano y hace referencia a un tipo especial de villa bastante lujosa que se construía a las afueras de la ciudad, pero no fue hasta el siglo XIX cuando en las altas sociedades europeas se empezó a acuñar el nuevo significado más relacionado con el juego. La relación está clara, pues los casinos, antes de sufrir el proceso de democratización en el que estamos hoy en día, eran los rincones donde se refugiaba la alta sociedad.

El juego sin embargo, es una parte de la condición humana, que ya se viene registrando desde el año 2.300 A.C. en China, pero quizá la sociedad con más importancia a la hora relacionar el juego con un establecimiento apropiado para ello fue la americana, donde aparecieron los Saloons que vemos en las películas del oeste, pero que sin embargo también estaban muy extendidos en ciudades como Nueva Orleans y Chicago. Después se prohibió el juego, hasta que las Vegas obtuvo en 1931 una especia de bula, y ahí empezaron a gestarse los primeros verdaderos casinos en América. Curiosamente Las Vegas surgió gracias las labores de las misiones de los mormones en la zona.

Desde entonces tanto en Europa como en Las Vegas empieza a gestarse la institución del casino como la entendemos hoy, con sus millones de luces, robos, rachas de buena y mala suerte, jugadores y tramposos legendarios y agentes secretos británicos tomándose martinis.

-Hablando de malas rachas, el sirio Fouad al-Zayat ha sido por muchos considerado como el jugador con las mayores pérdidas de la historia. Se han cifrado en 23 millones de dólares el conjunto de las pérdidas que dejo en el casino Aspinallis, un club de Londres.

-En el otro lado de la balanza se sitúa Joseph Jagger, que ya en 1873 fue capaz de estudiar los defectos de fabricación de las ruletas que favorecían a ciertos números para llevarse dos millones de francos, una fortuna para la época.

-El casino más grande del mundo no se sitúa en Las Vegas, como cabría esperar. China, no podría ser de otra forma, se ha subida al carro del juego de manera impresionante, y ha construido en Macao el Casino Sands, con 740 mesas y 1254 máquinas tragaperras distribuidas en 64.000 metros cuadrados.

-Sin embargo los casinos más pequeños, en concreto los que caben dentro de un ordenador, son los que están triunfando hoy en día. Poder jugar desde tu casa a Blackjack ha abierto un mundo nuevo en el que todos pueden participar. Es la nueva industria emergente del juego y, de hecho, las ganancias de los casinos online se estiman en 15.000 millones de euros durante 2008 según una consultora británica.

-Los casinos son un mundo propio con supersticiones y vocabulario propio. Por ejemplo, habremos oído muchas veces la expresión “calentar la máquina”. Pues la verdad es que las maquinas ni se calientan ni se enfrían, ya que las variables que dan las combinaciones premiadas no dependen del tiempo que la maquina lleva funcionando.

-La ciencia y la capacidad para acceder a la información que tenemos hoy en día en la red ha hecho que las estrellas de los torneos de poker se gesten en internet. Un verdadero mundo en el que todos luchan por hacerse ricos rápidamente y sólo los más estudiosos lo consiguen. Uno de los más legendarios jugadores online es Dusty Schmidt, conocido como Leatherass. Éste ha llegado a jugar 100.000 manos de poker en una semana y 250.000 en un mes, y tras ganar unos cuantos millones ha decido retirarse para jugar al golf.

-Esta democratización del juego es tan evidente, que la próxima película en la que participará Leonardo Di Caprio será una sobre los casinos online. Es la primera película que abordará esta industria, y será dirigida por el mismo director de la saga Ocean´s Eleven, los famosos largometrajes sobre los robos en los casinos.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top