El curioso caso de la mujer tóxica

Urgencias

La tarde-noche del 19 de febrero de 1994 se produjo un insólito episodio en un centro médico de Riverside, California, tan curioso y extraño que los mismos guionistas de House tacharían de delirante e increible (aunque varias series de TV hayan dramatizado la historia posteriormente).

Todo comenzó cuando a la sala de urgencias del Hospital General de la mencionada ciudad llegó, en ambulancia, Gloria Ramírez. Tenía 31 años y sufría un cáncer de útero avanzado. Gloria agonizaba cuando la ingresaron en Urgencias.

Desde el principio, una serie de fenómenos singulares rodearon aquel caso. Cuando le sacaron la camisa a Gloria, las enfermeras observaron que su piel tenía un brillo intenso, como de aceite. Al mismo tiempo, los médicos notaron un fuerte olor semejante al de ajo que, no es broma, achacaron al aliento de la paciente.

Una enfermera, al extraerle sangre a Gloria, percibió un desagradable olor de sustancia química que uno de los presentes comparó al amoniaco. Y se dice que los especialistas al mando no daban crédito cuando, al contemplar la muestra de sangre, detectaron unas partículas que flotaban.

Cuando le sacaron la sangre, en realidad, los acontecimientos se sucedieron con velocidad asombrosa. Por acontecimientos entiéndase desmayos de los allí presentes. Como si la aguja hubiera atravesado una tubería de gas tóxico que se iba expandiendo, primero cayó la enfermera que había pinchado a Gloria, luego la doctora Julie Gorchynski, luego un tercero, y otro, y otro…

Los afectados por aquella presunta emanación de gases provenientes de la sangre de la enferma presentaban una variada sintomatología. Temblores, ardor en la cara y en la piel, arcadas, vómitos, incluso apnea momentánea…en total fueron un veintena las personas que sufrieron alguno de los efectos, si bien los desmayados fueron media docena.

Enseguida se consideró conveniente desalojar la sala, mientras un equipo disminuido luchaba por la vida de Gloria. Poco pudieron hacer, sin embargo. La mujer murió poco después a causa de un paro cardíaco. Pero, a decir verdad, su caso, el caso de la dama tóxica, acababa de empezar.

De todos los afectados por la mujer tóxica, Julie Gorchynski fue la que estuvo más grave: un elenco de dolencias que parecían abarcar desde hepatitis hasta necrosis ósea la mantuvieron dos semanas en la UVI. La prensa se hizo eco de los sucedido aquella noche en la sala de urgencias. Sin embargo, el esclarecimiento del caso se presumía complicado…

Los primeros especialistas toxicológicos no fueron capaces de descubrir nada en el ambiente. Asimismo, el equipo forense encargado de la autopsia fracasó en el intento de hallar una explicación a lo sucedido. Finalmente, se hubo de recurrir a un organismo antaño dedicado a cuestiones relacionados con los ámbitos nuclear y atómico. ¿Cuáles fueron los resultados?

“Probablemente Gloria Ramírez, para aliviar dolores, se había aplicado en la piel una pomada con sulfóxido de dimetilo (DMSO). Este gel es un inflamatorio utilizado como curalotodo, cuya venta no está autorizada. En en la ambulancia, a Gloria le suministran oxígeno por mascarilla.

Tal vez el oxígeno reaccionó con el DMSO, que ya había pasado a la sangre, dando lugar a dimetil sulfona. La dimetil sulfona, al verse en un ambiente de temperatura más baja, pudo haberse convertido en sulfato de dimetilo cuando le sacaron la sangre. El sulfato de dimetilo, en fin, es un gas tóxico que ataca el sistema nervioso.”

He aquí, a trazo grueso, la “explicación”. ¿Es plausible? A losa legos en química nos suena rimbombante, bizarra, estupefaciente. También muchos de los científicos y expertos que han tenido conocimiento del asunto la califican casi de fantasía intelectual. Hhmmm…¿será que el caso de la mujer tóxica ha dejado de pertenecer simplemente a los curiosos para ingresar en el mundo del misterio?

Foto vía: laventanadelsegura

Print Friendly, PDF & Email





6 comentarios

Comments RSS

  1. Freiheit Sampson dice:

    Creo que fue el diablo. Él es el causante de todo mal ¿por qué descartarlo?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top