¿Qué es el mobbing?

mobbing

Recientemente os hablábamos de una nueva clase de vampiros, gente nefasta que sólo sabe medrar si es a costa de sus congéneres. Más aún, mecenas del energumenismo cuya felicidad radica en el menoscabo, la postración y el sufrimiento del prójimo.

Por desgracia tales funestas figuras abundan en los manuales de historia y en los periódicos de nuestros días. Demasiadas veces se han puesto los ropajes del inquisidor, del obispo, del político, del maestro, del estratega, del caudillo. Pero no hace falta salir de la vida cotidiana de cada uno para encontrar tales personajes.

No sólo eso: ahora nos damos cuenta de que el mobbing no deja de ser la conceptualización “seria” y rigurosa que la ciencia social hace del vampirismo energético. No en vano es un anglicismo (el idioma de la ciencia moderna): mobbing, del verbo to mob, asaltar, asediar, acosar, término utilizado en principio por algunos etólogos (tan conocidos como Konrad Lorenz) para describir el ataque de grupos de animales dentro de una misma especie.

Hace un par de décadas, sociólogos y psicólogos comprobaron que nuestras sociedades también permitían tales comportamientos biológicos, es decir, que el mobbing también se producía entre seres humanos. En el trabajo, escenario de mobbing por excelencia, pero no menos en organizaciones juveniles, en asociaciones, en clase…

Por lo tanto, mobbing significa acoso psicológico. En los 90 muchos hablaban incluso de terrorismo mental, pero los acontecimientos de la última década han aconsejado no frivolizar con dicho término (la pleitesía ante lenguajes políticamente correctos no deja de esconder un oculto juego de intereses), de manera que con acoso laboral, psicológico o social se considera suficiente caracterización.

El perfil de la víctima de mobbing varía. Tal vez estamos pensando en los tipos sociales encarnados en sujetos tímidos e introvertidos, como a veces se refleja en películas sobre adolescentes. Pero en personas adultas dentro de un entorno laboral el mobbing puede sufrirlo alguien con grandes cualificaciones y talentos, objeto de envidia de una mediocridad reinante y establecida como norma.

El mobbing se ha estudiado sobre todo en países del norte de Europa o de tendencia anglosajona, detectando un elenco de perniciosas consecuencias que también afectan a la productividad nacional. Los psicólogos consideran que el mobbing no es uno de esos juegos con resultado cero (ganan unos, pierden otros). Al contrario, pierden todos. El clima envenenado de una oficina, por ejemplo, afecta al rendimiento final de la empresa.

Una última reflexión. Que la propia palabra sea creación inglesa, que la mayoría de análisis vengan del norte…¿quiere decir que el mobbing es un fenómeno anglosajón?  ¿Está la cultura mediterránea libre de tales acosos?

En el fondo, el origen del mobbing se halla en el hecho de compartir los espacios íntimos durante demasiadas horas a la semana. Parecería normal que en aquellas culturas menos proclives al acercamiento y más celosas de la intimidad personal, el riego de que este tipo de comportamientos sociales se extiendan sea mayor. Lo que no es óbice para que el mobbing se produzca también en sociedades latinas o mediterráneas. Al fin y al cabo, ¿no es el mobbing la enfermedad del funcionario?

Foto vía: adeg.cat

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





2 comentarios

  1. clauu dice:

    No tengo claro si el origen es anglosajon, el tema de victimizar al más debil es una constante en ambientes donde hay poder de alguna manera. Y personalidades que se auto cuestionan la propia valia, como el genero femenino. Al mobber le es mas dificil ponerse a acosar al genero masculino, porque le pega, al ser mas lineal, el hombre no se presta a la sutileza ni al cuestionamiento de la excelencia de lo que hace. Por otro lado el mobber es COBARDE,lo he experimentado, asi que no creo que el origen sea netamente de UK sino de todas partes.

  2. Dayana dice:

    Es un problema al que todos estamos expuestos. Este me parecio un buen artículo, hay muchos en la red como este que explican de manera sencilla que es.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top