Bricoterapia, contra el temor al bricolaje

bricoterapia

No hace ni dos semanas que me trasladé a una casa nueva. He de reconocer que en el último mes he tenido que hacer más arreglos en el hogar que en todos los tres años anteriores, y desde luego poco tengo de “manitas”. Tanto es así que, en cierto modo, siempre le he tenido un poco de “respeto” a las tareas de bricolaje: la electricidad, el corte de madera… siempre he procurado rehuirlas.

En este mes he tenido que echar bastante mano de Internet para averiguar ciertas tareas que antes estaban bastante alejadas: cómo podar un seto o cómo restaurar un banco de hierro y madera, y en el transcurso de esas investigaciones dí con un término que ni conocía ni había oído antes: la bricoterapia.

Está de moda ésto de la terapia últimamente: con chocolate, con piedras calientes… pero… ¿con bricolaje? pues la verdad que hasta que no me puse con el rulo de pintar o con la sierra eléctrica para cortar el seto no me di cuenta de cuánto puede llegar a relajar el bricolaje. Ese es el sentido del término “bricoterapia”, un concepto ideado por Pattex el año pasado que aúna el bricolaje con la terapia de parejas.


¿Que cómo es eso? la idea es, como digo, dejar atrás los temores a esas tareas “inalcanzables” para algunos como yo y tomar el bricolaje no como una tarea que hay que hacer como obligación, sino como diversión. “El bloc de los Pattex” explica muy bien el término y la idea que subyace en todo ésto.

Tanto es así que el éxito de la idea de Bricoterapia tuvo muchísimo éxito gracias a un concurso que organizaron mediante el que los participantes debían renovar su casa. Ahora, por segundo año consecutivo vuelven con otro concurso de similares características y con el que se podrán ganar 15.000 euros.

En “el bloc de los pattex” los participantes deberán superar cuatro pruebas on line. Las dos mejores parejas que obtengan mejores resultados en la votación popular y tras la decisión de un jurado llegarán a una final en la que habrán de intercambiar sus casas. En la casa de la pareja contrincante deberán superar tres retos relacionados, claro está, con el bricolaje y la decoración, y la que mejor supere esas pruebas ganará el gran premio final.

En fin: hidroterapia, aromaterapia, fitoterapia y ahora… bricoterapia. Pensadlo que yo mientras me vuelvo a mi jardín con la sierra…

Print Friendly, PDF & Email





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top