Curiosidades de la selección española de fútbol

Realmente no es una curiosidad, sino lo más justo que pudo verse anoche sobre el césped del Soccer City de Johannesburgo: la victoria de la selección española, por primera vez en su historia, en un Campeonato del Mundo. Han tenido que pasar muchos años de historia, llenos de infortunios, leyendas y, precisamente, curiosidades, para ver por fin a la Roja en lo más alto del pódium.

España tuvo que pasar por encima del partido de kárate que propuso Holanda, y por la tremenda permisividad de un colegiado que quizás también quiso pasar un tanto a la historia y formar parte del cúmulo de circunstancias que rodean a una final de un Mundial.

Pero detrás de la Roja había millones de seguidores dispuestos a todo. Hay incluso un aficionado de la selección española que dijo antes del Mundial que sus gritos a la tele realmente ayudan en lo táctico a los jugadores. Curiosidad o cienciología, la cuestión es no quedarse de brazos cruzados ante la caja tonta. No es gritar por gritar, es indicar tácticas, pases, vibraciones tácticas que llegan a oídos, quién sabe, del jugador.

Curiosamente fue Séneca, el gran Séneca, el que en su momento dijo que el soldado que queda en la batalla sin brazos y sin piernas debe ayudar a sus compañeros con sus gritos. Lo curioso de todo esto es eso, no gritar por gritar, sino con instrucciones tácticas para hacer que esas buenas vibraciones lleguen a los jugadores. Seguro que ayer gritamos mucho mejor que los holandeses.

Ha habido tantas curiosidades dentro de la historia de la selección española. Aquella Furia Española, rememorando el Saqueo de Amberes, nunca había conseguido un Mundial de Fútbol como hasta ahora. La Selección Española se creó en 1920, y se convirtió en el primer equipo no británico en ganar a Inglaterra, en 1929, en Madrid, al batir a los ingleses en un partido amistoso por 4-3.

España no disputó la Copa del Mundo de 1930 en Uruguay, curiosamente porque la Federación española adujo el largo viaje que había que hacer en barco hasta allí. El 21 de mayo de 1933 se consiguió la mayor goleada de la historia de la selección, que aún perdura, 13-0 ante Bulgaria. La pena fue que, un año más tarde, en el Mundial de Italia 1934, las presiones de Mussolini hacia los árbitros nos dejaron en la cuneta al perder contra Italia 1-0.

Una de las grandes curiosidades del fútbol español se produjo en la fase de clasificación para el Mundial de 1954. España se jugó el pase en un partido de desempate contra Turquía, empatando a dos goles en Roma. Fue un niño, Franco Gemma, quien por sorteo, sacando un papelito de un sombrero dio la clasificación a los turcos.

No sólo Mussolini tuvo que ver en las curiosidades políticas de la selección. Franco, no podía ser otro, nos retiró de la Eurocopa de 1960 ya que teníamos que jugar ante la URSS. Atrás parecen quedar hoy el mítico fallo de Cardeñosa ante Brasil en Argentina 78, el desastre de nuestro Mundial del 82, el error de Arconada en la Final de la Eurocopa de Francia 84, el penalty fallado por Eloy en México 86, el error de Zubizarreta con Nigeria en Francia 98, el codazo de Tassotti a Luis Enrique en Estados Unidos, el gol anulado de Corea…

Tantas curiosidades e injusticias que ayer se concretaron en una alegría: España, Campeona del Mundo por primera ve en su historia. No creo que haya una curiosidad más bonita, ¿no?.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top