¿Qué animales se reconocen en el espejo?

Elefante espejo

Existen varias maneras de dilucidar la inteligencia de los animales (ser humano incluido, of course). Algunas son más activas que otras (como las políticas de empleo, que diría el parado que no ha perdido el humor). Por ejemplo, una forma pasiva sería aquella que se basa en el peso relativo del cerebro.

Un método clásico es el de poner al animal ante el espejo: ¿se reconoce? ¿sabe que lo que está viendo es su imagen, que es él mismo? Hace unas semanas nos desayunábamos con un titular contundente: “Por primera vez, un mono se reconoce en un espejo”. Aclaremos el porqué de la confusión (sin duda intencionada) y desarrollemos el curioso tema del espejo.

Los periódicos son así. Su lenguaje gusta de coquetear con anfibologías, se torna tendencioso o ambiguo. Tampoco vamos a criticar eso ahora. Al menos con un tema que resulta interesante pero que no lastima a nadie. Si acaso, a la dignidad de los primates.

Al leer el titular en cuestión más de uno nos extrañamos. La solución en el interior, como siempre. Porque en principio parecía que por primera vez se había demostrado que un mono, cualquier mono, cualquier animal realidad, era capaz de reconocer su imagen.

Pero sabemos que eso no es así. Al menos, los manuales al uso llevan décadas repitiendo que los chimpacés son unos coquetos (¿acaso no debe haber algo de coquetería implícita en el hecho de verse en un espejo? Y la coquetería es sinónimo de inteligencia: ahí está el caso eterno de las mujeres…ejem, disimulen ustedes, mis queridas lectoras) y se reconocen en el espejo. ¿Entonces?

Entonces que la noticia se refiere a los macaco rhesus. Esta especie había suspendido hasta el momento todos los exámenes finales de junio y de septiembre que le habían hecho. Vamos, que ante todos los intentos de demostrar si sí o si no (se reconoce) el resultado había sido negativo. Por cierto, ¿cómo se hace tal cosa?

Hay varias maneras. La más simple y definitiva consiste básicamente en ponerle una marca (un tintado, verbigracia) en la cara del animal y comprobar si reacciona con la mirada (o incluso con gestos) cuando está ante un espejo.

Hasta hoy mismo se consideraba que los únicos capaces de decir (o gruñir) aquello de espejito, espejito mágico… eran el chimpacé, el orangután, el bonobobo, el gorila (aquí hay debate), el delfín y el elefante (algunos lo niegan…en todo caso sería solo el elefante asiático). Es decir,cuatro primates superiores, un cetáceo y, en fin, un gran animal orgulloso de su trompa. Ahora habrá que añadir a los macacos. Qué cosas, eh…

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





4 comentarios

  1. Malena dice:

    Me pregunto si alguno de esos animales podrá reconocer su propio olor como un perro.
    El principal defecto del método del espejo es que no todos los animales se guían por la vista y, de los que lo hacen, una gran mayoría evita mirar a la cara de otros individuos. ¿Cómo sabemos que no son capaces de reconocerse, si ni siquiera se miran al espejo?

  2. Jorge Campo dice:

    Me sorprende un poco el método de dilucidar mediante una marca si el animal es «consciente» de ello delante de un espejo.

    Mediante un simple procedimiento de condicionamiento operante se puede lograr con certeza resolver la duda para cada animal.

    El hecho de que un animal no «reaccione» ante el tintado no significa que no sea capaz de discriminar si lo que tiene delante es o no su imagen.

    Ya hace muchos años por ejemplo se demostraba que las palomas eran capaces de discriminar entre si el sujeto agente de una determinada acción eran ellas o no. ¿Cómo? Mediante condicionamiento operante obviamente.

    Un saludo

  3. Matias dice:

    Mi querido amigo Souto Alves, me intersó el tema por eso llegué hasta aquí, pero la verdad es que dice muy poco en lo científico, encontré más chistes de salón y un artículo muy personalista que lo que realmente buscaba, no lo tome a mal, pero me aburrió un poco, no me pareceió para nada graciocillo ni mucho menos listillo mi querido Souto. Saludos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top