Mary Celeste, curiosa y misteriosa historia

Mary Celeste

Hace más de 125 años, el buque Mary celeste fue encontrado flotando en medio del Océano Atlántico sin rastro alguno de su tripulación, aunque la nave se encontraba en perfecto estado. Qué ocurrió con su tripulación y pasajeros, aún se mantiene como un enigma.

El Mary Celeste fue echado al agua en 1861 por un astillero de la isla Spencer, cerca de la cabeza de la Bahía de Fundy, bajo el nombre de Amazonas. Tras encallar en una escollera y recibir algunos daños menores en Cape Breton, en 1868, fue reparado y rebautizado Mary Celeste, comenzando a navegar bajo bandera de los Estados Unidos.

El 7 de noviembre de 1872, el Mary Celeste zarpó al mando del Capitán Benjamin Briggs, junto a su esposa e hija y 7 tripulantes, rumbo a Europa, llevando en sus bodegas vinos y licores.

El 4 de diciembre de 1872, el Mary Celeste fue avistado a la deriva a 970 Km. de Gibraltar. Tras ser abordado, se redactó un informe indicando que todo había sido hallado en buen estado, excepto por la falta del cuaderno de bitácoras y el cronómetro. La última anotación del capitán en los registros, con fecha del 24 de noviembre, no traslucía que ocurriera algo extraño.

Sin embargo, es en este punto que la leyenda del Mary Celeste se torna ambigua.

Otros informes acerca de la condición del Mary Celeste al momento de su descubrimiento sugieren que a bordo se encontraron armas ensangrentadas. De ser cierto, esto sugiere un ataque pirata, algo usual en la zona en dicha época. Pero de tratarse de un acto de piratería, ¿por qué la caja fuerte y la carga del barco se encontraban intactas? Otra detalle llamativo es que el bote salvavidas estaba atado todavía a la nave.

Algunas teorías sugieren:

Toda la tripulación pudo haber sido arrastrado por encima de la borda (suponiendo que uno de ellos llevara los papeles del buque y cronómetro en ese momento) por una gran ola.

El Mary Celeste acudió en ayuda de un buque en problemas a punto de explotar o hundirse, por algún motivo, ambos buques quedaron inutilizables y la tripulación de ambos pasó a un bote salvavidas que luego naufragó. No obstante, no existen datos sobre buques extraviados en ese tiempo.

El capitán del Dei Gratia, el barco que encontró y conservó la propiedad del Mary Celeste por los derechos de rescate, tramó un complot para quedarse con el buque, asesinando a los tripulantes y dando forma a la popular leyenda del buque fantasma.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top