¿Es cierto que el color rojo enfurece a los toros?

Muleta roja

Los matadores españoles comenzaron a utilizar alrededor del 1700 la tradicional capa roja, usualmente conocida como muleta, para azuzar los toros durante las corridas, anteriormente a esto, se empleaba un lienzo blanco. Desde la adopción del rojo, se ha instalado en el folclore popular que este color ocasiona que los toros enfurezcan y embistan.

En realidad, el color no incide en el comportamiento de los toros. Distintas pruebas realizadas con muletas de diversos colores (mientras se mantienen inmóviles) como rojas, azules y blancas, registran cantidades similares de ataques. De hecho, con el fin de provocar una respuesta agresiva de carga del toro, la capa debió ser agitada.

El color rojo no desencadena los ataques de los toros. Según lo observado, los toros no parecen tener ninguna preferencia de color en absoluto. Simplemente embisten el objeto que más atrae su atención, y el movimiento, sin duda, logra este objetivo.

Entre otros mitos, se cree que el rojo resulta ofensivo a los toros por ser el único color que pueden ver. En realidad, los toros (como todo el ganado), no distinguen colores.

Inclusive agitar una muleta, cualquiera sea su color, no alcanzaría para irritar un toro normal de los que pueden encontrarse en haciendas. Ocurre que los toros empleados en las corridas pertenecen a razas sumamente agresivas, por lo que cualquier movimiento hará que el toro al ataque, y es la habilidad del torero (matador) dirigir al animal durante la faena.

Esto queda en evidencia durante la primera fase de la corrida de toros, en la que se prueba la agresividad y furia del animal empleando una capa de color magenta y oro, que el toro también embiste.

La verdadera razón por la que los matadores utilizan una muleta roja se debe a que el color disimula posibles manchas de sangre, además del añadido teatral y tradicional, pues se trata de un color audaz y gran visibilidad, que aumenta el drama de la corrida de toros.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top