La leyenda sobre el origen del ajedrez

ajedrez

El ajedrez es uno de los juegos más antiguos del mundo y se supone que se originó en la India, para luego extenderse hacia los países árabes. Si bien se desconoce el nombre de su creador, existe una interesante historia sobre cómo llegó a inventarlo en la Persia de hace unos 800 años.

Mucho tiempo atrás, la India era regida con mano de hierro por el rey Shihram. Y la invención del ajedrez habría sido un gesto de su creador para demostrar al monarca que todos los habitantes del reino, aún los más pequeños, son importantes.

Como en la vida real, el rey depende, en el ajedrez, de su reina, torres, alfiles, caballos y peones para sobrevivir.

El rey Shihram había comprendido bien esto, y disfrutaba tanto el juego que ordenó a sus súbditos que lo practicaran. Agradecido, decidió recompensar al inventor con tesoros en oro y plata.

«Elige lo que quieras!» le dijo al hombre que inventó el ajedrez. «Voy a dártelo!»

El sabio meditó un momento y dijo al rey. «Yo no deseo ninguno de sus tesoros. ¡Tengo un deseo especial!» Y luego se acercó al rey con un tablero de ajedrez.

«Mi deseo es conseguir algo de trigo! Por favor, ponga un grano de trigo en la primer casilla del tablero, dos al segundo y siga doblando el trigo hasta la última casilla!»

El rey se enojó y gritó: «¿? Yo te he ofrecido todo mi tesoro y sólo deseas trigo ¿Quieres ofenderme?»

«¡Oh, no!» dijo el sabio. «Yo no quiero ofender, mi rey. Por favor, respeta mi deseo y verás que es verdaderamente grande.»

El rey llamó a sus siervos y ordenó colocar el trigo en el tablero de ajedrez tal y como el hombre sabio deseaba. Los criados trajeron una gran cantidad de trigo. Pronto, los granos rebosaron el palacio, pero comprendieron que no podían cumplir el deseo del hombre sabio.

Se presentaron ante el rey y le informaron: «No nos es posible cumplir el deseo del hombre sabio»

«¿Por qué no?» preguntó el rey enojado.

Ellos respondieron: «todo el trigo de tu reino y todo el trigo de otros reinos no es suficiente para cumplir este deseo.»

El rey comprendió que el sabio le había dado una nueva lección, y que nunca hay que subestimar las pequeñas cosas de la vida.

El tablero de ajedrez cuenta con 64 casillas, y si se coloca un grano en la primera de ellas, doblando la cantidad en la siguiente, y así sucesivamente, se llega a una enorme cantidad de granos.

1 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2 x 2

La increíble cantidad final sería: 18.446.744.073.709.551.615, alrededor de 18.446 billones.

Foto vía: proyectosalonhogar

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





1 comentario

  1. Maria dice:

    Como bien es dicho… El saber no ocupa lugar!!! Me gustó mucho el post y la historia a cerca del origen del ajedrez!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top