¿Qué es la Teleportación Cuántica?

Teletransportacion

Desde que el género de la Ciencia-Ficción comenzase a alimentar los sueños más descabellados, muchos de estos sueños se han ido convirtiendo paulatinamente en realidad. El viaje a la Luna, las comunicaciones instantáneas o los mismos coches fueron poco más que una fantasía en un pasado no tan lejano, y por lo que parece este proceso es imparable.

Ahora le ha tocado el turno al teletransporte o teleportación, tecnología que aun se está desarrollando pero que parece haber dado sus primeros pasos con éxito en el año 2006, cuando científicos del Instituto de Investigación Niels Bohr (Universidad de Copenhague) lograron teletransportar con éxito varios átomos de gas mediante un rayo de luz.

Durante el presente año 2013 el mismo equipo de investigación ha conseguido llegar más allá, teleportando información entre dos nubes de gas aisladas una de la otra, con un altísimo porcentaje de éxito a medida que repiten el experimento, tal y como han publicado en la revista Nature Physics. La estabilidad de los resultados parecen indicar que esta investigación se encuentra en el camino correcto, según explica Eugene Polzik, profesor y director del proyecto.

Para estos experimentos se usaron dos recipientes de vidrio, independientes y aislados entre sí, ambos rellenos con átomos de gas de cesio y rodeados por un campo magnético. Primero se hace pasar un haz láser con una longitud de onda muy específica por el recipiente que hará de origen, consiguiendo que se produzca el entrelazamiento entre luz y gas gracias a un fenómeno cuántico ya conocido, y sincronizándose entre sí. Esta sincronización hace que los electrones externos de los átomos se alineen en una misma dirección (arriba o abajo), así como lo haría la aguja magnética de una brújula.

Esta alineación es la información que se teletransportará más adelante, y aunque parezca poca cosa, recordemos que los ordenadores funcionan con un sistema similar, el método binario de (1 y 0). Un sistema binario no limitado por la conductividad podría ser el siguiente gran salto en las comunicaciones, que podrían darse a tiempo real, sin retrasos de ningún tipo.

Los fotones de luz emitidos por los átomos de cesio sincronizados poseen esta información, y esa luz será enviada hacia el segundo contenedor, donde la información cuántica será captada por un detector especial inventado por ellos. La señal se envía de vuelta al primer recipiente, y es cuando se establece esta conexión cuando los átomos de ambos recipientes quedan alineados por igual.

Uno de los problemas que surgieron fue la temperatura ambiente, que permitía al gas moverse a una media de 200 m/s, perdiendo su alineación cada vez que colisionaban contra las pareces de los contenedores. Este contratiempo fue solucionado mediante la aplicación de una clase especial de parafina que ayudaba a mantener la codificación atómica.

Aunque el experimento sólo ha logrado el teletransporte en un espacio de medio metro, los científicos responsables del experimento aseguran que podrán agrandar el radio si cuentan con mayores medios y un laboratorio mayor. Por lo que parece estamos asistiendo al nacimiento de una nueva y revolucionaria tecnología en las comunicaciones globales.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top