El ciclo del agua: Qué es y función

Ciclo del agua

¿En qué consiste el ciclo del agua?

El ciclo del agua es la manifestación de que esta se encuentra en constante estado de circulación, pasando en el proceso por los estados líquido, gaseoso y sólido y sin que cambie la cantidad total. El agua puede congelarse formando glaciares, para luego volver a descongelarse, evaporarse desde el océano y luego precipitarse sobre la tierra, filtrarse al subsuelo y de ahí regresar al mar y multitud de procesos más que también incluyen a los seres vivos. Al conjunto de estos procesos de transición y reciclaje se le denomina Ciclo del Agua o Ciclo Hidrológico.

El ciclo empieza en el océano, cuando el agua de su superficie se evapora y se eleva debido al calor del Sol. El siguiente paso es la condensación del agua en la atmósfera al enfriarse formando pequeñas gotitas de agua, lo que da origen a las nubes. Cuando las nubes están saturadas comienza a caer el agua retenida, que dependiendo de la temperatura atmosférica puede producirse en forma de lluvia, nieve o granizo.

Cuando la lluvia llega a tierra firme se divide en dos caminos principales: los seres vivos y el terreno. Tanto animales como plantas tomarán agua para sus necesidades, mientras que el agua no aprovechada terminará en lagos (que se evaporarán o filtrarán) y en ríos superficiales y subterráneos, retornando así al océano y dando comienzo a un nuevo ciclo.

Función principal del ciclo del agua

La gran ventaja que supone este ciclo es que mediante la evaporación y el filtrado el agua se desprende de toda clase de elementos contaminantes, algo que también ocurre con el proceso de transpiración de las plantas que exhalan el agua sobrante como vapor, y ya filtrada a su paso entre la raíz y las hojas.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Top