Curiosos monos delincuentes

monos-invasores.jpg

Un grupo de monos delincuentes atacó una comisaría de la India y se llevó importantes documentos de valor judicial. El hecho ocurrió a principios de este mes en la ciudad de Agra, la ciudad del Taj Mahal, en el norte del país.

Por el momento las informaciones son un poco exiguas, tal vez con la finalidad de no complicar las investigaciones policiales dando datos que puedan identificar a los malhechores. Sin embargo se sabe que los monos se mueven en grupo y que son extremadamente violentos. Tal es así que las autoridades de la comisaría debieron pedir refuerzos para dar con el paradero de los monos. Pero éstos se habían dado a la fuga y al parecer todavía no habían sido encontrados.

Y es que los monos en Agra son un problema. Los residentes de la ciudad se han quejado constantemente y varios pusieron rejas en sus casas para evitar la invasión simiesca. Pareciera que el problema no se circunscribe al accionar de una sola banda de monos malvivientes, sino que se trataría de una verdadera plaga de homínidos.

Varios han sido los turistas que se han quejado ante las autoridades debido al ataque de los monos, que suelen quitarle sus botellas de agua o su comida, llegando hasta morderlos. Por su parte, los residentes de la ciudad iniciaron el año pasado una campaña para devolver a los monos a la selva, pero la iniciativa fue rechazada luego que la defensora de los derechos de los animales, Maneka Gandhi, lograra frenar la propuesta.

Sin embargo, este no es un problema que se reduce a la ciudad de Agra. Ya son varias las localidades del norte de la India que sufren el ataque de los monos, que suelen ingresar a las casas y tomar la comida de las neveras, mientras roban los objetos que más llaman su atención, en especial los teléfonos celulares, dejando a su paso las huellas de su accionar agresivo.

La invasión simiesca se produce debido a que los bosques de la zona están siendo deforestados irresponsablemente como parte del accionar de las industrias del mundo. Cómo si fuera una analogía de los inmigrantes que se alejan de sus países en busca de mejores condiciones de vida, los simios expulsados de su hábitat huyen a las ciudades en busca de comida.

Mientras tanto, la banda de monos delincuentes permanece prófuga de la justicia. Nada se sabe de su paradero, ni de los documentos robados. Tal vez la situación no cambie, e incluso empeore. Entonces serán los monos, expulsados de sus bosques que desaparecen, los delincuentes, y los habitantes de la ciudad serán las víctimas que se ven obligadas a colocar rejas de protección para salvar sus vidas, ante la invasión de estos funestos animales.

Print Friendly, PDF & Email





1 comentario

  1. Creo que despues que los humanos invadimos ,matamos,desforestamos y destruimos a la naturalesa esta por intermedio de los animales nos tiran las orejas a ver di reaccionamos y aprendemos a vivir con nuestros hermanos menores.
    Antropologicamente estamos considerados monos asesinos capaces de matar a su propia especie

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top