Breve historia del patinaje sobre hielo

historia del patinaje sobre hielo

El patinaje artístico es, en la actualidad, un deporte practicado y seguido por millones de personas de todo el mundo. Aunque a priori podamos pensar que estamos ante una actividad relativamente reciente, lo cierto es que es uno de los deportes más antiguos: los primeros patines para patinar sobre hielo nacieron en Finlandia hace ya cinco mil años.

Finlandia es un país conocido por su gran número de lagos y por las bajas temperaturas que llega a alcanzar en los meses de invierno (y que provocan que se hielen los lagos). Por ello, ya nuestros antepasados vieron necesario dar con algún método que les permitiese trasladarse sobre tan resbaladiza superficie. Los primeros patines eran, en realidad, unos simples huesos afilados que ejercían antaño la misma función que tienen las cuchillas en la realidad. Los huesos se sujetaban al pie mediante unas pequeñas tiras de cuero. Gracias a este artilugio, nuestros antepasados finlandeses podían atravesar ríos o lagunas congeladas.

Durante el siglo XVII esta actividad empezó a ser vista por las familias aristocráticas como una especie de ballet o danza sobre hielo, una coreografía que buscaba la elegancia y la perfección mediante la sincronización de pasos, majestuosos saltos y movimientos varios.

Con el paso de los años, el fin del patinaje pasó de ser meramente utilitario para convertirse en una actividad de ocio más. Los clubes de patinaje surgieron alrededor de 1800 y, con su nacimiento, el patinaje comenzó a tratarse como una ciencia deportiva.

La patinadora noruega Sonya Henie fue quien, con sus graciosos saltos y diestras coreografías, popularizó el patinaje como mezcla de deporte y arte. Henie era un auténtico prodigio sobre los patines y ofrecía verdaderos espectáculos sobre hielo.

En el año 1921 se fundó la USFSA (United Status Skating Association), una asociación que tenía por objetivo la difusión y promoción del patinaje en EEUU. Ya por aquel entonces se debatía sobre si esta disciplina era realmente un deporte o si por el contrario debía ser considerado un baile (aunque desde 1908 ya fue considerado deporte olímpico y en 1924 se incluyó en los Juegos Olímpicos de invierno de Chamonix (Francia).

En un principio, gran parte del patinaje se basaba en las «figuras«: controlar los distintos lados de la cuchilla dando vueltas y siguiendo un patrón en forma de ocho sobre el hielo, pasando por la misma parte varias veces. Durante más de un siglo, las figuras eran el principal componente del entrenamiento de este deporte. En 1994 se retiraron oficialmente las figuras de la competición, hecho que permitió a muchos patinadores mostrar su verdadero talento más allá de la técnica. Actualmente puede decirse que el patinaje artístico se encuentra en tres vertientes diferentes: estilo libre, danza y sincronismo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top